Su nombre proviene del noruego antiguo «Bryggia» significaba en este idioma escandinavo; muelle o atracadero ya que fueron los vikingos los primeros en llegar a este poblado en el siglo IX.

El nombre Brugge es el nombre local de la ciudad y es interesante destacar que en el idioma Neerlandés «brug» significa puente, y podáramos decir que esta ciudad lleva el nombre plural de esta palabra debido a la gran cantidad de puentes que en ella existen.

Brujas no es una traducción sino una adaptación fonética, de las cuales hay muchos ejemplos en todos los idiomas, por eso deja de buscar castillos con Brujas y atrévete a cruzar los maravillosos puentes!